Relatos cortos con audio

Esos locos furiosos increíbles

J. Agustín Goytisolo

(Barcelona, 1928 – id., 1999) Poeta español de la Generación del 50 cuya obra fundió la experiencia individual y el compromiso social. Integrante de la llamada Escuela de Barcelona, junto con Carlos Barral y Jaime Gil de Biedma, cursó estudios en las universidades de Barcelona y Madrid, licenciándose en derecho. Hermano mayor de los novelistas Luís Goytisolo y Juan Goytisolo, destacó especialmente como poeta, aunque también llevó a cabo una importante labor como traductor, además de escribir artículos sobre literatura y unos pocos cuentos. Su obra ha sido profusamente estudiada por ensayistas y críticos literarios. José Agustín Goytisolo es uno de los poetas de los años cincuenta (entre los cuales destacan Jaime Gil de Biedma, Carlos Barral , José Ángel Valente y Claudio Rodríguez ) en los que aparece con mayor claridad una nítida conciencia generacional, que se caracteriza por el rechazo estético de la primera posguerra y la afirmación ética de entronque machadiano.

Esos locos furiosos increíbles. J.A. Goytisolo

Esos locos furiosos increíbles

Llegan apresurados y nunca dicen para qué
ni de dónde proceden
y enseguida te piden dos mil francos
que casi siempre te han de devolver
o te quitan la toalla sin respeto
cuando te estás duchando,
se ponen la colonia, los polvos, el masaje
la loción de tu novio o de tu hija
te arrastran a lugares espantosos o bellos
y ni siquiera piden tu opinión.
Y beben prodigiosamente, se ponen a cantar
en cualquier parteo arman la del gran dios en un bar miserable y por motivos nimios;
siempre, siempre avasallan, te compran un sombrero o unas flores
y un día salen al galope quizá hacia los infiernos ¡qué desastre!.

Señora, caballero, muchachita asustada,
militante de un partido ecologista:
si se tropieza usted con uno de esos
locos furiosos increíbles
no le deje escapar, llévelo a casa.
Son tiernos como niños.
A veces tienen frío quién sabe si es porque
les han pegado duro.
Duermen poco, se lavan todo el rato y son muy
besucones y mirones pero cuidan los libros, sacan todas las noches el cubo de basura a la escalera
y están sólo pendientes de tener siempre un cenicero al lado.

Tienen por fin el gran inconveniente:
se van, mas vuelven pronto, duran toda la vida. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s