Expresiones

“Dar gato por liebre”

Expresiones idiomáticas

“Dar gato por liebre”

Como sabrás, dar gato por liebre implica practicar un engaño. Esperabas recibir un bien de cierto valor, y, sin saber cómo, acabaste con otro peor. Una situación que suele hacerte sentir una inmensa frustración.

Pues bien, su origen se remonta a la Edad Media, y tiene que ver con la tradición gastronómica de la época. Entonces era frecuente que se sirvieran platos en los que la liebre era la protagonista. Sin embargo, era aún más habitual que esta se cambiara por gato. Así el dueño de la fonda en cuestión se ahorraba la carne y, por tanto, se llevaba un buen pellizco con cada plato.

A esto debes sumarle que ambas carnes son difíciles de diferenciar a simple vista, y con las suficientes especias, muchas personas no distinguían su sabor. Con el tiempo, esta frase se extendió como forma de prevenir a los comensales, siendo este el origen de la expresión. Aunque este no era el único engaño común en la época: también se cambiaba la carne de ternera por asno adobado, por ejemplo. ¡Había que tener cuidado con lo que uno se llevaba a la boca!

Ej.: Busqué un hotel barato cerca de la playa con vistas al mar, y me dieron gato por liebre, porque el mar estaba a 20 km.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s