Orígenes de Salamanca

Casa de Doña María la Brava

Salamanca

Casa de Doña María la Brava

Siempre se ha unido este edificio a los sangrientos sucesos de los bandos salmantinos, ocurridos hacia 1465, en los que tuvo particular protagonismo doña María de Monroy “La Brava”, que vengó la muerte de sus hijos a manos de los Manzano; sin embargo, las soluciones formales y la heráldica que timbra la fachada contradicen el que esta casa fuera mandada levantar por la dicha dama, casada con don Enrique Enríquez, señor de Villalba de los Llanos y regidor salmantino de la estirpe real de Fernando III El Santo. Sí parece creíble que en el mismo solar existiera otra vivienda previa en la que habitara doña María. La actual sería erigida por sus descendientes tal y como indican los escudos allí colocados. El principal trae los muebles de Enríquez de Sevilla, linaje del primer señor; el de la izquierda, las armas de los Monroy pertenecientes a doña María, y el de la derecha, tal vez añadido, las de los Maldonado, puesto que el nieto de Enríquez y Monroy, don Gonzalo Rodríguez de Monroy, fallecido en 1502, casó con doña Inés Maldonado de Monleón. La actual vivienda se edificaría en los años finales del siglo XV, quizás hacia 1485 como escribió Camón Aznar, para quien es el ejemplar más representativo y bello de las casas españolas de la segunda mitad del siglo XV.

Del edificio sólo queda la fachada y algo alterada por el balcón que allí se rasgó sobre el amplio portón de ingreso, cuyo arco voltea grandes dovelones; de los riñones del mismo surge un alfiz quebrado y pometeado que acoge vano, escudos y toza, decorada con bellas cardinas labradas bajo gustos naturalistas más un pequeño hombre desnudo. En definitiva, su anónimo arquitecto no hizo sino componer en un pequeño espacio una bella fachada siguiendo los esquemas propios del gótico final.

Su amplio zaguán y la sencilla escalera pétrea son fruto de intervenciones arquitectónicas posteriores llevadas a cabo en el siglo XVII; por lo demás, nada queda de interés. Hasta no hace mucho tiempo ha acogido las dependencias del Centro Farmacéutico Salmantino; tras una reciente intervención ha sido reconvertido en pisos y locales.(Junta de Castilla y León. Portal de Patrimonio Cultural de Castilla y León. José Ramón Nieto González)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s